P O E M A S - Lecturas: 1915564 - Poetas: 965 - Poemas: 11822
Poemas clasificados por autor y orden alfabético Autor alfabético Poemas clasificados por autor y orden cronológico Autor cronológico Poemas clasificados por nacionalidad Autor Nacionalidad Leer todos los poemas secuencialmente por orden cronológico poemas CRONOLÓGICO Buscador de poemas Volver
poema
 

dumey corzo

Lecturas: 231

Agregar comentario
Este poema no tiene comentarios.

a quien creer
A quien creer, seria lo mismo, que a quien escuchar,
A quien ver, es un sinónimo ciego sin entendimientos,
Es echar al fuego los ojos, la fe, los motivos para amar,
Creer sin ninguna ciencia, es vivir sin pensamientos.

A quien creer, es origen de muchas dudas infundadas,
Esperar a Dios que venga, y te de entonces la certeza,
Es rendirse al miedo, la inseguridad, ideas no deseadas
Por la absurda fe, de que todo termina, todo empieza.

Y no somos más que frascos de autoestima humanizada,
Fieles del instinto, que nos da orígenes, luego extravíos,
Una inmensa luz, de energía que fue un día materializada,
Y en su evolución la verdad, se convierte en caos, desvíos.

Ópticas, de lugares únicos y antagónicos en desarrollo,
Disparidad en aceptación de nuestras imágenes virtuales,
Abismo de la galaxia en agujeros negros de los ideales,
El centro de la vida, el punto de partida, al final el hoyo.

A quien creer, creer o no creer, esa la cuestión mundial,
Y porque creer, y para que creer, las huellas primitivas,
El hombre invadido, el hombre que no lo es, sin un ideal,
La pregunta sin respuesta, es hecha para que en ella vivas.

Diseminando, recibiendo, interpretando, otras veces nada,
Otras veces cantidades de respuestas para las preguntas,
Continuidad es la necesidad de perderse en la manada,
Las respuestas traen preguntas, ciclos, todas las puntas.

A quien creer es una pregunta que no posee respuesta
Creer en dios, en la naturaleza, en ti, o no creer en nada,
Alguna decisión será muy tuya, esa es la verdad manifiesta
Y creer en otros es darle tu voluntad, al que no sabe nada.

Acostumbrados a un guía, se pierden los protagonismos,
La necesidad de ser único, inigualable, el valor, el amor,
Se encarcela el alma, la inteligencia, y como ovejas somos,
Algunas con campanas, en un rebaño del mismo creador.

Y ninguna de las respuestas, se conectan con tu corazón,
Con tu fe, con los instintos de la naturaleza consiente,
Será que somos autodestrucción, que perdimos la razón,
O somos un deseo infinito, del descanso de nuestra mente.

Es fácil creer, admitir, renunciar, emprender, prosperar,
Basándonos en que ya alguien lo hizo, y vivir lograría,
Lo difícil es estar solo, sentirse ínfimo, sentir respirar,
Sin tu deseo voluntario, sin control, ningún ser viviría.

Fin
Dumey corzo
Para mi amigo Ordóñez

dumey corzo

Subir