P O E M A S - Lecturas: 1915564 - Poetas: 964 - Poemas: 11822
Poemas clasificados por autor y orden alfabético Autor alfabético Poemas clasificados por autor y orden cronológico Autor cronológico Poemas clasificados por nacionalidad Autor Nacionalidad Leer todos los poemas secuencialmente por orden cronológico poemas CRONOLÓGICO Buscador de poemas Volver
poema
 

dumey corzo

Lecturas: 218

Agregar comentario
Este poema no tiene comentarios.

Esencias naturales
En la luz tenue de nuestro cuarto
Reina para ti un mundo de olores,
Que sella en silencio casi un pacto
Del mito romántico de los amores.

Es la puerta más sencilla y sublime
Cobija sin explicaciones la atracción,
Del reino animal, que así imprime
Información genética de la creación.

Estos olores me llenan los pulmones,
Mezclados con el oxigeno me satisfacen,
El olor de mi hembra en ocasiones,
Me excita, me habla, en cada callada fase.

Ella es más sensible a cualquier olor
Que desprende mi piel, nuestro recinto,
Su olfato es el sello, la clave de su pudor,
En la mecha innata de todos sus instintos.

Amante es del arte de la perfumería,
Esencias sensuales creadas para todos,
Primordial recurso que tú preferirías,
Saber su enigma, descubrir sus modos.

Pero no te alcanzara la inteligencia
Para saber en que consiste el secreto,
Habrá muchos olores y varias esencias,
Y muchas otras que ni siquiera interpreto.

Estando aquí no tiene en sus finas manos
Los frascos bellos, llenos de encanto,
Pero aun así, los olores que son sanos,
Le dan placer, elevan su alma en un canto.

El olor indescriptible de la tierra mojada
Es acogida, bienvenida por sus fantasías,
Ropaje sublime en el olor de su almohada
Recreación infinita en que se extasía.

La madera que está afuera humedecida,
Es la esencia divina para ella favorita
Cuando cae en su regazo rendida,
Por el deleite incomparable que la incita.

También el esmalte de los pomos, las uñas
Crean un tierno goce a su alma,
Esplendor del sexo que ella empuña
Para conquistar la vida con calma.

El barniz que hace brillar la madera
Hace que se estremezca todo su ser,
Es una reacción muy placentera
Que acoge su mente después de nacer.

Otros incontables y más tímidos olores
Que llenan de regocijo su existencia,
Su sexo delicado, lleno de esplendores
Realzan infinitamente su presencia.

Esta son sus esencias favoritas,
Aquellas que son sensibles e inexplicables
Me faltan otras, que son afroditas
Pero que resultan más palpables.

Es en la naturaleza infinita, seductora
Donde vive el olor por descubrir,
Es en la mujer donde ella explora,
Una sensibilidad eterna para vivir.

Fin
Dumey corzo

dumey corzo

Subir